El último experimento de Toyota es un GR Yaris propulsado por hidrógeno

El último experimento de Toyota es un GR Yaris propulsado por hidrógeno

Siguiendo la estrategia de alcanzar la neutralidad en carbono, Toyota es una de las marcas de coches que más ha apostado en los últimos años por el uso del hidrógeno como combustible alternativo. Con la mirada puesta en un futuro no tan lejano, la firma japonesa sostiene que esta solución podría aplicarse sobre algunos de los motores de su gama de vehículos. Para reforzar esta iniciativa, Toyota acaba de presentar un nuevo prototipo basado en el famoso GR Yaris que utiliza un sistema de propulsión a base de hidrógeno.

Toyota GR Yaris H2 trasera

El Toyota GR Yaris H2 comparte motorización con el Corolla Sport de hidrógeno que actualmente compite en la serie Super Taikyu en Japón. Se trata del mismo bloque 1.6 turbo de tres cilindros en línea que entrega 261 CV en el GR Yaris convencional, aunque con cambios en el suministro de combustible y el sistema de inyección, para poder utilizar hidrógeno como combustible en lugar de gasolina.

Sirviéndose de la experiencia acumulada con el Toyota Mirai, el pequeño deportivo nipón toma el hidrógeno, los depósitos y el proceso de repostaje de la berlina más ecológica de la marca. Sin embargo, mientras que el Mirai se vale de una reacción química en las pilas de combustible para generar energía, el GR Yaris H2 cuenta con un motor de combustión interna que usa hidrógeno como combustible.

Toyota GR Yaris motor de hidrógreno

“El éxito de la industria japonesa del automóvil radica en la producción de turismos. Por ello, los fabricantes deben participar en competiciones automovilísticas para poner a prueba la durabilidad y las prestaciones de sus vehículos, y para exhibir su máximo rendimiento. Con la competición llega el progreso, además de la emoción entre los aficionados al motor. El propósito de la competición no es solo satisfacer nuestra curiosidad, sino sobre todo fomentar el desarrollo del sector japonés de los turismos”, ha señalado Kiichiro Toyoda, fundador de Toyota Motor Corporation.

Según afirma la compañía japonesa, la combustión del hidrógeno es más rápida que la de la gasolina, lo que da lugar a una respuesta más inmediata, al tiempo que permite reducir al mínimo las emisiones de gases contaminantes. Además de ser más limpia, la combustión del hidrógeno tiene el potencial añadido de proporcionar las sensaciones acústicas y sensoriales que caracterizan los motores de combustión interna. Aún así, Toyota no ha desvelado por el momento ningún dato relacionado con el apartado prestacional del coche añadiendo que ‘‘el proyecto se encuentra en la fase inicial de desarrollo y todavía no está listo para su comercialización’’.

Compartir Noticia

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir las noticias y contenidos del motor más emocionantes?