¿Qué es la pila de combustible de un automóvil?

Una pila de combustible es un dispositivo electroquímico en el que reaccionan hidrógeno y oxígeno para generar electricidad. Es similar a una pila eléctrica convencional… con la salvedad de que la sustancia que funciona como ánodo y cátodo no se encuentra almacenada en el interior de la pila, sino que se alimenta desde el exterior. De esta forma, una pila de combustible genera electricidad mientras se inyecte hidrógeno y oxígeno.

El proceso comienza cuando el hidrógeno gas o H2 se disocia para dar dos átomos de hidrógeno. Estos átomos ceden su único electrón, y su núcleo –el protón– atraviesa una membrana de polímero porosa. Al otro lado de la membrana, el hidrógeno reacciona con el oxígeno –para dar agua– y reclama su electrón, cuya energía se ha empleado para mover el coche.

100%

Para funcionar, la pila emplea catalizadores como el platino, que resultan caros. Según la Agencia Internacional de la Energía, en la actualidad una pila tiene un coste de unos 200 €/kW, aunque se espera llegar hasta los 160 €/kW a corto plazo y hasta los 40 €/kW con un volumen de producción de 500.000 coches al año. Eso significa que la pila de combustible de 114 kW de un Toyota Mirai cuesta unos 20.000 €.

¡Comparte esta nota!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Usamos cookies para mejorar su experiencia en la navegación de nuestra web. Las cookies nos permiten ofrecerle funcionalidades importantes relacionadas con la seguridad, gestión de la red y/o accesibilidad. Facilitan el uso de la web y su rendimiento mediante diferentes funciones, como el reconocimiento del idioma o la búsqueda de resultados y por tanto mejoran lo que le ofrecemos. Nuestra web usa tambien cookies de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias (en función de los hábitos de navegación). Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies y como configurarlas, puede acceder a nuestra Política de Cookies.