Probamos en circuito toda la gama GTS de Porsche
Porsche GTS

Probamos en circuito toda la gama GTS de Porsche

Porsche nos invitó al circuito italiano de Vallelunga, cerca de Roma, para probar sus seis modelos en sus respectivas versiones GTS, pero también un par de clásicos de su legado.

En esta redacción siempre lo hemos dicho y, si se lo consultas a cualquier entendido en la materia, seguramente coincida con nosotros: dentro de Porsche, las versiones GTS, siglas de Gran Turismo Sport, son las mejores desde el punto de vista de que son las que no renuncian a nada, con un elevado rendimiento puro, un chasis deportivo y toda la usabilidad que necesitas.

Caracterizadas con sus distintivos detalles en negro y provistas de parte del equipamiento más entusiasta, ni son tan radicales como las versiones más potentes y focalizadas a circuito, ni tan ‘modestos’ como las variantes de acceso. En la actualidad, los seis modelos que comercializa Porsche disponen de su propia versión GTS: los deportivos 718 y 911, las berlinas Panamera y Taycan, y los SUV Macan y Cayenne.

Recibimos la llamada de Porsche y acudimos con sus representantes al autódromo de Vallelunga, al norte de Roma, donde tendríamos la oportunidad de probar toda la gama y también un par de sorpresas extra. Podría enrollarme durante horas hablando sobre ellos, pero para que no se te haga pesado, vamos allá con una sintetizada reseña de cada uno de los Porsche GTS que probamos:

Porsche 718 GTS: el encanto de lo atmosférico

Porsche 718 GTS

Único. Sensacional. El único Porsche GTS que conserva una mecánica atmosférica. Acoplado tras los asientos, el Porsche 718 GTS emplea una fastuosa mecánica 4.0 de seis cilindros bóxer que proporciona 400 CV de potencia. No es lo que corre, sino cómo corre. Una auténtica pasada capaz de enrabietarse a casi 8.000 rpm mientras estremece todo tu cuerpo. Un paradigma de la efectividad, además. Se comercializa con transmisión manual o automática PDK, así como con carrocería Boxster o Cayman. Si amas conducir, probablemente uno de los mejores coches del mundo.

Porsche 911 GTS: la perfección existe

Porsche 911 GTS

No es atmosférico, pero su motor 3.0 biturbo se comporta casi como si lo fuera, con una estirada plana y contundente que además se ve beneficiada de unos bajos potentísimos gracias a la sobrealimentación. Con 480 CV de potencia, es tan sumamente rápido que realmente te hace plantear si hace falta más. ¿Un 911 Turbo? Fantástico pero, ¿es necesario? El 911 GTS es el 911 perfecto.

Tiene un chasis maravilloso, su configuración está a medio camino entre un 911 Carrera y un 911 GT3, y encima es perfectamente utilizable en el día a día. Además, puedes elegir entre cambio manual o PDK (el manual es de siete velocidades, por cierto), propulsión trasera o tracción total, y carrocería Coupé, Targa o Cabrio. Porsche se ha metido en un buen marrón: ¿cómo piensan mejorar esto en la próxima generación de 911 GTS?

Porsche Panamera GTS: nuestra superberlina

Porsche Panamera GTS

Que una berlina grande sea rápida es fácil. Dale muchos caballos y listo. Que además ofrezca un tacto deportivo, ya no tanto. El Panamera tiene un chasis con cualidades para ello que la versión GTS sabe explotar. No es un coche rabioso, pero corre una barbaridad y es la elección propicia si quieres un deportivo con cuatro puertas (bueno, cinco en este caso) y un maletero decente. Bajo el capó delantero da cobijo a un motor 4.0 V8 biturbo que desarrolla 480 CV y que tiene mucha fuerza desde muy abajo.

Sin embargo, como en cualquier GTS, lo mejor está en su dinamismo, muy superior al esperado en un vehículo de esta clase. ¿Su gran virtud? Esconder su peso haciéndote creer que su masa es mucho menor. Además, se ofrece con carrocería berlina o Sport Turismo, siempre con transmisión automática de ocho velocidades y tracción total.

Porsche Taycan GTS: el eléctrico que te cambia los esquemas

Porsche Taycan GTS

No son los eléctricos los coches preferidos por los amantes de la conducción. Son más bien herramientas de transporte más que de disfrute. Sin embargo, Porsche ha sabido inculcar un poco de lo segundo en el Taycan, a todas luces el mejor automóvil eléctrico si te gusta conducir. Ya no sólo es que corra mucho en cualquiera de sus versiones, es que dinámicamente muestra cómo se han de hacer las cosas, sensación que se maximiza en la variante GTS.

El Taycan GTS, disponible con carrocería berlina o Sport Turismo, emplea dos motores que le dotan de tracción total y que, en conjunto, suman nada menos que 598 CV y 850 Nm. Una bala ‘a pilas’ que además te obsequia con un comportamiento razonablemente deportivo teniendo en cuenta su elevado tamaño y masa. Ofrece un guiado preciso y una retroalimentación sorprendente. ¿Me gustan los eléctricos? No mucho. ¿Me gusta el Taycan? Desde luego.

Porsche Macan GTS: el mejor SUV deportivo que existe

Porsche Macan GTS

La moda de los SUV deportivos ha contaminado a prácticamente la totalidad de los fabricantes de automóviles. Sin embargo, sólo algunos, muy pocos, han logrado que la deportividad estética se traslade a la experiencia de conducción. Porsche no es sólo uno de esos fabricantes, sino que es el que mejor lo ha conseguido.

El Macan GTS es un automóvil extremadamente satisfactorio de conducir si tenemos en cuenta que se trata de un SUV. Su motor 2.9 V6 biturbo de 440 CV tiene rabia y su chasis ofrece una reactividad y unos cambios de trayectoria fantásticos. Buscando sus límites, incluso exhibe un comportamiento que dista a no tanta distancia del que puedes obtener en un compacto deportivo.

Porsche Cayenne GTS: o cómo desafiar a la física

Porsche Cayenne GTS

Vaya por delante que, para mí, dotar de cerca de 500 CV a un SUV de grandes dimensiones tiene poco sentido. Pero, puestos a hacerlo, la forma de ejecutarlo es la que representa el Cayenne GTS. Porque rivales rápidos de 500 CV o más hay muchos, ahora bien, que realmente ofrezcan un mínimo carácter deportivo, casi ninguno. El Cayenne GTS sí lo logra. Bajo su capó cuenta con una mecánica 4.0 V8 biturbo de 460 CV, bastante lejanos de los, por ejemplo, 640 CV del impresionante Cayenne Turbo GT.

Sin embargo, en el Cayenne GTS encuentas una compenetración entre sus elementos que no puedes hallar en otros Cayenne, o al menos no de forma tan fehaciente. Bestias como el Turbo GT aparte, que en un SUV de este tamaño encuentres algún resquicio de deportividad es un milagro, milagro que se hace realidad en el Cayenne GTS.

Clásico: Porsche 924 GTS (1981)

Porsche 924 GTS

Huele a coche viejo. Pero a viejo de los caros, de los que ansías conducir porque, ya en parado, sabes que te va a hechizar. Sólo se construyeron 50 unidades del 924 GTS, lanzado en 1981 como una versión más radical del 924 Carrera GT con más potencia, menos peso y la suspensión y los frenos del 911 Turbo. Tiene dos asientos, arneses, metacrilato en lugar de cristal laminado, y un motor 2.0 turbo que desarrolla 245 CV encastrado en un conjunto total de 1.121 kg, todo un cañón en su época capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos.

¿Y conducirlo? Es imposible hacerlo sin una sonrisa permanente. Es un nada-todo, sin fuerza hasta 3.800 rpm y con un patadón a dicho régimen que se extiende con tanta energía como drama. Si quieres conocerlo todo sobre este coche, muy pronto publicaremos una extensa prueba dedicada a él.

Clásico: Porsche Cayenne GTS (2007)

Porsche Cayenne GTS 2007

¿Merece la pena invertir tiempo en probar un desaborido Porsche Cayenne de primera generación? Te puedo asegurar que sí porque esta unidad no sólo recibe el tratamiento GTS que le dota de cierto carácter deportivo, sino que lleva ¡cambio manual! En cuanto lo vi, pedí pista libre para conducirlo. El Cayenne de primera generación es un coche que siempre me ha gustado, pero con restyling, en versión GTS y con transmisión manual es un verdadero unicornio.

Pude conducirlo en el circuito a un ritmo más que ligero y puedo decir que es una pasada. Con un motor 4.8 V8 atmosférico de 405 CV, corre mucho, pero su respuesta nada tiene que ver con la de los propulsores modernos. Aún encierra el encanto de los antiguos motores gordos que corrían como posesos y bebían como camellos. Y el tacto de su cambio manual es maravilloso. Si te interesa saber más sobre esta maravilla, celebro decirte que, al igual que del 924 GTS, pronto publicaremos una extensa prueba de este trozo de historia.

Compartir Noticia

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir las noticias y contenidos del motor más emocionantes?