Prueba del Volkswagen T-Roc 1.5 TSI DSG: errores enmendados
Volkswagen T-Roc 2022 tres cuartos

Prueba del Volkswagen T-Roc 1.5 TSI DSG: errores enmendados

La marca de Wolfsburgo actualiza su SUV urbano más grande con retoques de diseño y más tecnología, pero sin cambiar su gama de motores. ¿Será capaz el T-Roc de sacarte una sonrisa al volante?

¿Te vas a probar el restyling del Volkswagen T-Roc? Cuando Javi me hizo esa propuesta hará unas semanas en la redacción, lo primero que pensé es si Volkswagen habría mejorado la calidad interior de este modelo (digna de un… VW Polo), un fallo que criticamos los periodistas allá por 2017, cuando se puso a la venta el Volkswagen T-Roc. Y pese al cual, este modelo ha ido cosechando un gran éxito de ventas, no en vano fue el coche de la marca más vendido en España a lo largo de 2021.

Unos días después, en la estación del AVE en Figueres (Gerona), es la primera vez que veo el nuevo Volkswagen T-Roc. Y la sensación es que los cambios estéticos han suavizado su imagen, haciéndola más accesible al gran público. Volkswagen ha variado los faros delanteros, ahora de led en toda la gama, y la parrilla central, que toma las formas de los paneles de abeja y añade una franja central. Por cierto, si en acabado R-Line, el de las fotos, se adquieren como opción los faros adaptativos matriciales (desde 1.735 euros) esta franja también se ilumina.

Volkswagen T-Roc 2022 trasera

Por último, también son nuevos los paragolpes, que son específicos para este acabado intermedio R-Line. La gama del Volkswagen T-Roc se completa con la terminación de acceso Life (más adelante llegará una básica denominada T-Roc) y con la R, pero esta queda restringida a la versión 2.0 TSI de 300 CV.

¿300 CV? Sí, y es que cabe recordar que Volkswagen no ha incorporado cambios en la gama de motores. Y eso supone dos cosas: que no ha introducido ninguna versión con etiqueta Eco pero que, a cambio, continúa ofreciendo este SUV con hasta seis mecánicas.

Cuatro de ellos son gasolina, un 1.0 TSI de 110 CV, un 1.5 TSI 150 CV, un 2.0 TSI de 190 CV y una versión deportiva R con el motor 2.0 TSI de 300 CV (estas dos últimas con tracción total de serie); y dos, diésel: un 2.0 TDI de 115 CV y un 2.0 TDI 150 CV. Los propulsores de 190 y 300 CV llevan cambio automático DSG de serie y, por 1.400 euros, es opcional para los de 150 CV.

Pero, vayamos al lío. Abro la puerta, me subo al T-Roc y lo primero que hago es tocar los paneles del salpicadero y consola central… Y sí, hay buenas noticias. Volkswagen ha cambiado la mayoría de plásticos duros por otros acolchados y de mucho mejor tacto. Aunque no todo es perfecto, y aquellos que recubren las puertas siguen siendo duros y desentonan en un coche cuyo precio parte desde los 28.820 euros.

Sin embargo, la sensación general de calidad también se ve incrementada por otros cambios. Y es que ahora todos los T-Roc sustituyen el cuadro de instrumentos analógico por una pantalla digital de 8” (de 10,25” en este acabado R-Line) o renuevan la pantalla multimedia, que ahora ofrece las salidas de aireación bajo ella. Por último, los mandos de la climatización pasan a ser táctiles y no resultan complicados de utilizar.

Volkswagen T-Roc 2022 interior

Lo mejor es que el resto no cambia, y el Volkswagen T-Roc mantiene su amplio interior, en el que cuatro pasajeros de 1,85 m o algo más viajarán cómodos, y uno de los maleteros más grandes de su segmento, con 445 litros (392 litros en las versiones 4×4).

La prueba de este coche nos lleva rápidamente a la frontera francesa y, de ahí, a las reviradas carreteras cercanas a Perpiñán. Me he puesto a los mandos de un T-Roc 1.5 TSI, la que será la versión más vendida; y este SUV me transmite las mismas sensaciones que en 2017. Se trata de un coche estable y aplomado, con una dirección precisa y directa (con tan sólo 2,2 vueltas de tope a tope) que, sumada a una suspensión firme y que controla bien los movimientos de la carrocería sin llegar a resultar incómoda, permite afrontar y enlazar curvas con cierta decisión.

Es cierto que, debido a su altura y peso, no resulta tan ágil como un buen compacto; pero no se sitúa muy lejos. Y si quieres conducir rápido, el cambio DSG (con levas en el volante) resulta suficientemente veloz y el equipo de frenos, eficaz. Eso sí, Volkswagen no ha solucionado del todo el aislamiento del vehículo, en el que se escuchan ciertos ruidos aerodinámicos; y en aceleraciones fuertes, también del motor.

En cuanto al propulsor 1.5 TSI, se muestra refinado, entrega su potencia de forma progresiva desde bajas vueltas (ofrece 250 Nm de par desde 1.500 a 3.000 rpm) y es suficiente para una conducción ágil en vías rápidas o en carreteras secundarias no muy exigentes.

Volkswagen T-Roc 2022 movimiento

Tampoco gasta en exceso: unos 6,5 litros/100 km en autovía y de 8 a 10 litros/100 km en carreteras de montaña. Peeeeeero… no le pidas una respuesta contundente al apretar a fondo el acelerador. Y si lo haces, notarás como a este T-Roc, y pese al sonido revolucionado del motor, le falta ese último empujón que hace que te salga una sonrisa en la cara.

Y ojo, porque voy a escribir casi una herejía, pero tengo que decir que el Volkswagen T-Roc 2.0 TDI de 150 CV, que también pude probar, sí ofrece esa contundencia, además de una respuesta más plena en cualquier circunstancia.

Suena más y vibra ligeramente, pero también gasta bastante menos. Ahora bien, si este T-Roc 1.5 TSI DSG R-Line ya cuesta 35.840 euros, el equivalente diésel se va hasta los 38.420 euros, una cifra considerable para un SUV de 4,25 metros de largo.

Y mientras te dejo haciendo cuentas para ver cuál T-Roc te interesaría más, me vas a perdonar, porque yo voy a intentar convencer a Javi de que me mande a la próxima presentación del VW T-Roc R…

Tecno

El Volkswagen T-Roc está basado en la plataforma modular MQB para motores delanteros transversales del Grupo VW. Esta plataforma, que estrenaron el VW Golf y el Audi Q3 en 2012, se dividió a partir de 2015 en varias (A0, A1 y A2) en función del tamaño del coche que la equipa. Y el T-Roc, aparecido en 2017, recurre concretamente a la plataforma MQB A1.

La plataforma MQB permite equipar tracción delantera y/o total, de ahí que frente a muchos rivales del segmento SUV B que no la ofrecen, el Volkswagen T-Roc sí pueda hacerlo. Este SUV se fabrica para Europa en la planta de Palmela (Portugal) y, para el mercado asiático, en la planta china de Foshan.

Volkswagen T-Roc: ficha técnica

  • Motor: 4 cilindros en línea, 1.498 cm3, turbo
  • Transmisión: Automática de doble enbrague y 7 velocidades
  • Tracción: Delantera
  • Potencia: 150 CV de 5.000 a 6.000 rpm
  • Par: 250 Nm a 1.500-3.000 rpm
  • 0-100 km/h: 8,6 segundos
  • Vel. máx.: 205 km/h (limitada)
  • Peso (DIN): 1.353 kg (9,02 kg/CV)
  • Precio: desde 35.840 euros

Compartir Noticia

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir las noticias y contenidos del motor más emocionantes?